lunes, 1 de octubre de 2018

En qué se diferencia un cantante lírico de un cantante popular?

22 mayo, 2014.

Por: Mariano Pulgar.

Es una pregunta muy común y si bien su repuesta no es necesariamente compleja, requiere de varias consideraciones.




Vamos a ir desglosando las diferencias en varios items:

Rango vocal



El rango vocal de un cantante se define desde la nota musical más grave hasta la nota más aguda que una persona puede cantar.

En reglas generales, el rango promedio de un cantante popular es de 1 octava (un intervalo musical de 6 tonos completos) mientras que en un cantante lírico el rango vocal suele estar en el orden de las 1.5 a 2 octavas completas. Esto es variable entre las voces masculinas y femeninas y dentro de cada sub-categorización pero en líneas generales es ese el rango promedio.

Existen casos excepcionales en los cantantes populares en dónde los rangos vocales se extienden por encima de los cantantes líricos ya que utilizan “trucos” que les permiten de algún modo extender el registro vocal tales como el susurro, voz en el aire, rasguños, voz de silbido, falsete, etc.

Potencia vocal: El volumen

Es normal que al escuchar un cantante lírico nos impresione el volumen de su voz. Incluso si vamos a un teatro de ópera o una iglesia (en dónde la acústica arquitectónica colabora), veremos que no utilizan micrófonos.  Esto es principalmente porque en la formación de un cantante lírico se le enseña a utilizar toda las cavidades de resonancia (resonadores) de su cuerpo (en particular del cráneo) y éstos le proporcionan una potencia sonora natural enorme.

Los cantantes populares no utilizan los resonadores tan intensamente como los cantantes líricos y es por eso que necesitan de equipos de sonido para potenciar sus voces.

Manejo de matices

Pianissimo, forte, mezzo forte, fortissimo. Palabras italianas normalmente utilizadas para definir la intensidad del volumen de un instrumento o una voz en las partituras. Los cantantes líricos manejan los “matices”, es decir el volumen de su voz con gran ductilidad mientras que los cantantes populares si bien lo hacen también no lo hacen con tanta naturalidad. Éstos suelen manejar el manejo de los matices acercándose o alejándose del micrófono, logrando un resultado final similar.

Repertorio

Los cantantes populares suelen en muchos casos ser autores de sus obras, por lo tanto pueden elegir notas dentro de su zona de confort y por lo tanto no exigirse innecesariamente dentro de su rango vocal.

Los cantantes de ópera en cambio interpretan mayormente repertorio académico escrito por otros y normalmente este repertorio los exige al extremo con la finalidad de demostrar cierto virtuosismo vocal, más allá de interpretar una historia, un guión, etc.

Es común cuestionar por qué un compositor académico necesita exigir tanto a la voz humana con coloraturas, agilidades, trinos, matices, cambios de tempo, intervalos amplios, etc. Es básicamente para demostrar la ductilidad de la voz humana y lo bella que puede llegar a ser naturalmente mientras interpreta un aria.

Nivel académico

Es bastante común (aunque existen muchos casos en donde no es así) que los cantantes populares tienen un nivel de instrucción menor a los cantantes líricos. Repito y para que nadie se ofenda, no siempre es así.

La formación musical (lectura musical) que se requiere para interpretar ópera es muy superior a la necesaria para interpretar repertorio popular, es por eso que lo más común es que los cantantes de ópera tengan mayores exigencias en este sentido y deban estudiar más.

Respecto a la formación vocal, es decir, el manejo de la técnica para cantar; los cantantes líricos deben estudiar por años para refinar su técnica debido a la complejidad y exigencia de las obras que interpretan.

Acompañamiento con instrumentos


Casi todos o la gran mayoría de los cantantes populares interpretan algún instrumento mientras cantan, es decir, pueden cantar y tocar un instrumento a la vez mientras que en el caso de los cantantes líricos, les resultaría imposible, debido a la exigencia vocal, poder tocar un instrumento simultáneamente mientras cantan.

Condiciones para cantar

Los cantantes líricos son tildados de divos muchas veces, ya que “imponen” un sinnúmero de condiciones para dar un concierto. Es posible que en parte tenga que ver con el carácter de cada persona pero mayormente es por la enorme dificultad que entrañan las obras que deben interpretar. Al tener semejante nivel de exigencia, no estar al 100% puede implicar no poder realizar una correcta interpretación.

Aperto, ma coperto

La frase, famosa entre los cantantes líricos con técnica italiana ó Bel Cantista, significa que los cantantes líricos mantienen abiertos sus conductos vocales, generando cierto espacio extra en el velo del paladar y a la vez cubriendo las notas dotándolas de cierta oscuridad.  Al escuchar a un cantante lírico nos llama la atención que el sonido parezca artificial y no tan similar a la voz hablada como la de un cantante popular, es básicamente debido a esto. A una emisión vocal más concentrada.

Los cantantes populares normalmente cantan con su voz hablada y utilizan la técnica de belting para alcanzar notas agudas (sin cubrir las notas como los líricos) con lo cual en las notas agudas su voz también es muy similar o idéntica a su voz hablada.

Técnica respiratoria


En este apartado, ambos tienen diferencias también ya que los cantantes líricos utilizan la técnica respiratoria costo-diafragmática (respiran con el abdomen) mientras que los cantantes populares suelen respirar más con el pecho.

Fraseo

Relacionado al punto anterior, una mayor disponibilidad de aire en los cantantes líricos, les permite atender frases más largas y/o menos cortes entre frase y frase ya que no necesitan reabastecerse de aire. Los cantantes populares suelen tener más cantidad de pausas por lo tanto suelen privilegiar el fraseo y la interpretación.

Ni mejor, ni peor: Diferente

Luego de leer esto, resta por preguntar, qué tipo de cantante es el mejor? Desde mi punto de vista, cada uno es el mejor según el repertorio que interprete. Un cantante popular difícilmente podrá interpretar un aria de ópera. En cambio, un cantante de ópera tal vez sea menos dúctil para interpretar repertorio popular.

http://www.thebaritone.com.ar/es/2014/05/22/en-que-se-diferencia-un-cantante-lirico-de-un-cantante-popular/

viernes, 31 de agosto de 2018

La falacia del "récord histórico" en la cotización del dólar

viernes 31 de Agosto de 2018.

Por Marcelo A. Saleme Murad.- *



En éstos días estamos asistiendo a una verdadera corrida periodística, que acompaña a la devaluación del tipo de cambio. Todos los programas de TV, aún los culinarios, comentan "el aumento del dólar". Pero mucho más extraño resulta escuchar hablar de "récord histórico" en la cotización de la divisa estadounidense. Es evidente que la "historia" para los que así denominan la actual situación, comenzó el 1 de enero de 2016. También resulta evidente que el Gobierno tiene una política económica no explícita en relación al tipo de cambio, que al no ser aclarada al mercado, produce todo tipo de inquietudes, temores, y sobre todo, especulaciones.

El dólar es el tema tabú de los argentinos. Nuestra moneda real es el dólar, no el peso. Todos, absolutamente todos los argentinos, calculan sus ingresos en dólares (aunque lógicamente no los reciban en ésa moneda). Lamentablemente, nuestro signo nacional no existe más; es sólo una referencia colateral que sólo sirve para "hacer los mandados". Nuestra soberanía monetaria es un lejano recuerdo, perdido en el tiempo por la ineptitud, avaricia, corrupción y populismo de nuestros sucesivos gobiernos.

Volviendo al tema de la "historia", antes de hablar de qué record estamos batiendo hoy, basta con revisar las devaluaciones y cotizaciones anteriores de la moneda estadounidense, y veremos que nada hay de "récord" ni de novedad.

Es necesario que sólo hablemos de datos, y no de política económica. Es decir, no juzgo aquí la actual política económica ni fiscal. Veamos.

Si tomamos nuestro signo peso desde 1916, (antes también hubo devaluaciones y la convertibilidad de Pellegrini, pero no iremos tan atrás) podemos observar los siguientes datos:

1.- En el primer Gobierno de Hipólito Irigoyen, un dólar costaba 2 pesos moneda nacional.

2.- En el comienzo del primer Gobierno de Perón (1945), un dólar costaba 4 pesos moneda nacional, es decir, el dólar se había apreciado un 100% en 21 años.

3.- Al final del primer Gobierno de Perón (1955), el dólar costaba 29 pesos, es decir, la divisa norteamericana se había revaluado la friolera del 725% desde el comienzo (10 años), y el doble de ése porcentaje desde que el Peso fue creado.

4.- Al comienzo del Gobierno de Arturo Illia (1963), el dólar costaba 138 pesos, y al final de su mandato (1966), costaba 238 pesos moneda nacional.

5.- Al comienzo del gobierno militar de Lanusse (1971), el dólar ya costaba 434 pesos moneda nacional, es decir se devaluó 21.700% en 50 años.

6.- Por su parte, María Estela Martínez de Perón asume su gobierno en 1974 con un dólar de 1.575 pesos moneda nacional, y al finalizar, en 1976, la moneda estadounidense cotizaba a 32.500 pesos moneda nacional.

7.- El Gobierno Militar (Videla - Viola - Galtieri - Bignone), entrega el poder a Alfonsín en 1983, con un tipo de cambio de u$s1 = $ 680.000.000 moneda nacional.

8.- Alfonsín, por su parte, entrega el poder a Menem en 1988 con un dólar que equivalía a doscientos diez mil millones de Pesos Moneda Nacional.

9.- Al momento en que el Gobierno de Menem instauró la Convertibilidad del Austral (1992), un dólar estadounidense valía 10 billones (millones de millones) de pesos de 1916. Menem terminó sus dos gobiernos con el mismo valor.

10.- Eduardo Duhalde llevó el Dólar de $ 1 a $ 4, es decir, una revaluación del Dólar del 400%. Comparado con el Peso de 1916, un dólar valía 40 billones de pesos moneda nacional.

11.- Al comienzo del gobierno de los Kirchner, ya hecha la devaluación por Duhalde en su año de gobierno, el dólar se había estabilizado alrededor de $3 (moneda de 1991), o sea, 30 billones de pesos moneda nacional de 1916; pero al final del gobierno de Cristina de Kirchner, el dólar real, valía 150 billones de pesos moneda nacional. Es decir, una revaluación del dólar del 500% en doce años; contando con que en el medio de ésos tres gobiernos kirchneristas, más precisamente a partir de 2008, el dólar sufrió una de las peores devaluaciones de su historia.

Así entonces, el actual gobierno recibe un tipo de cambio de u$s1 = 150.000.000.000.000 Pesos Moneda Nacional. ¿Vamos a hablar de récords históricos?

Destaco que hubo varios períodos en que se quitaron varios ceros a la moneda nacional, para poder contabilizarla. Períodos en los que se confiscaron los depósitos bancarios, se cambió el dinero efectivo depositado por bonos, se prohibió retirar el dinero de los bancos, se reemplazaron dólares depositados por pesos, y todo tipo de tropelías destinadas a evitar que el dólar se siguiera revaluando. Todas fracasaron. La divisa nacional se llamó sucesivamente "Peso", "Peso Ley", "Peso Argentino", "Austral", y nuevamente "Peso", con el fin de acostumbrar a la población a la conversión (léase, a la quita de ceros).

Y estamos hablando de una cotización contra un dólar que en cien años se vino devaluando también, que abandonó el patrón oro, y sufrió todo tipo de devaluaciones reales, aunque no nominales. Así entonces, las inflaciones combinadas directamente ni se pueden calcular

Por ello, al batir el parche con lo de "récord histórico" y hacer referencia a la historia, al gritar "incendio" y llamar a los botes, es necesario que digamos que la historia no comenzó con el gobierno de Cambiemos, y analicemos la Historia con un mínimo de seriedad.

(*) Abogado - Especialista en Asesoramiento de Empresas y en Derecho Tributario.

http://www.ambito.com/932329-la-falacia-del-record-historico-en-la-cotizacion-del-dolar

sábado, 25 de agosto de 2018

El valor de un archivo

Sábado 25 de Agosto de 2018.

Comenzó la digitalización del Archivo Mikielievich, que reúne miles de libros, fotografías, folletos, revistas, cartas y postales, entre otros materiales.

"Automóviles de gran porte denominados «Bañaderas» en una excursión en 1929", refiere el historiador.


Miles de fotografías, diarios, libros, revistas, cartas, postales, mapas, folletos. Cajas y más cajas que conforman un archivo. Un tesoro que guarda la historia de la ciudad. Se trata del Archivo Mikielievich, sobre el cual la Municipalidad logró finalmente tener su uso y disponibilidad tras casi 20 años de litigio. Por estos días, los materiales comenzaron a ser digitalizados tras ajustar el inventario y la conservación. "Es el archivo histórico más importante de la ciudad", dice el historiador Pablo Montini, quien durante años trabajó en una primera catalogación, cuando los materiales estaban bajo resguardo de la Escuela de Museología.

Wladimir Mikielievich (1904-1999) fue un historiador rosarino que durante toda su vida acopió, investigó y catalogó miles de materiales que abonan al relato histórico de la ciudad. Falleció en 1999 pero antes había definido ceder su archivo al municipio y a otras instituciones culturales de la ciudad. Una parte de ese archivo, compuesta por diarios locales inhallables, se encuentra microfilmada en el Museo Histórico Provincial Julio Marc; otros materiales resguarda el Museo de la Ciudad y otra parte se encuentra por estos días en un anexo de la Biblioteca Argentina. Sobre esta porción en particular es que la Secretaría de Cultura de la Municipalidad avanza en su digitalización y conservación.

A partir de la muerte del historiador comenzó un litigio sobre el archivo. Quien fue su ama de llaves y luego su esposa desconoció documentación en la cual Mikielievich donaba su obra a la ciudad. A poco de fallecer Mikielievich, y con una orden judicial de por medio, el municipio logró retirar lo donado pero comenzó una disputa judicial que impidió la libre disponibilidad sobre los materiales. De todos modos, el archivo quedó bajo la guarda municipal.

A través de estos años el archivo tuvo diversas locaciones. Primero estuvo alojado en un sector de la estación ferroviaria de Rosario Norte, que fue sede de Cultura municipal, luego pasó a unas oficinas ubicadas en la planta alta de la sala Mateo Booz y de allí hace un par de años fue trasladado a la Biblioteca Argentina, que al estar ahora en obra obligó a un nueva mudanza a uno de sus anexos.

Apenas llegó a la biblioteca, un equipo de museólogos y bibliotecarios se encargó de realizar un inventario general y de evaluar el estado de los materiales. Allí se definió sumar los más de mil libros que eran propiedad del historiador al acervo de la biblioteca. Y su colección de 5 mil revistas, única en la ciudad, junto a escritos personales, múltiples colecciones y dos de sus obras más conocidas quedaron para ser digitalizadas y puestas en valor. "A partir de esta tarea la idea es conformar un equipo de digitalización que no sólo tome a su cargo este archivo sino otros que están en las diversas instituciones de la secretaría", explicó Federico Valentini, subsecretario de Fortalecimiento Institucional del área.

Cuando el Archivo estuvo bajo guarda de la Escuela de Museología, el historiador Pablo Montini realizó una catalogación e inventario provisorio de los materiales y es, sin dudas, quien más lo investigó y por ende quien mejor lo conoce.

Entre marzo y abril del año próximo se estima que estará terminado el nuevo edificio de la biblioteca y a partir de ese momento "se definirá la locación final del Archivo", precisó Georgina Ricci, del área de Articulación e Innovación de Museos.

Las posibles locaciones son el Museo de la Ciudad y la propia biblioteca. Mientras, existe la posibilidad de acceder a los materiales ya digitalizados pero con una consulta previa (ver pág. 12).

Sorpresas en la historia

"La historia social, política y cultural de la ciudad va a cambiar una vez que exista la posibilidad de tener acceso pleno al archivo", sostuvo Montini. Y algo de eso se sospecha al ver tan sólo fragmentos del material guardado. Hay dos obras en particular que atraen las miradas. Un diccionario sobre Rosario, compuesto por 54 tomos (aunque tiene algunas faltantes) y una colección de 23 álbumes de fotografías.

   La Capital tuvo acceso a algunos tomos del diccionario y de los álbumes iconográficos y sin dudas lo que dice Montini tiene su asidero. Una foto de un aguatero en la plaza 25 de mayo, datada en 1866, derrumba otras imágenes sobre los orígenes de la ciudad. Una multitud rodeando un tren del que asoma Eva Perón en 1948 obliga a la pregunta sobre ese viaje a la ciudad. Decenas de pianos expuestos en una denominada "casa de música" lleva a pensar aquello de que en cada casa más o menos pudiente había un piano. La esquina de Rondeau y Alberdi totalmente inundada en 1940 pone en evidencia los desbordes del arroyo Ludueña en zona norte.

   Las imágenes pertenecen a una colección que Mikielievich denominó Iconográfica Rosarina compuesta por 23 tomos de fotografías del siglo XIX y XX, detalla la museóloga Ludmila Lien, a cargo de la conservación de los materiales. Estos álbumes ya fueron digitalizados a partir de la utilización de una cámara de alta resolución. "Por las características de los materiales, muchos de ellos cocidos a mano por Mikielievich, no se utilizaron scanners porque se hubieran dañado", refirió el fotógrafo Matías Sarlo, a cargo de la digitalización.

   En breve comenzará la digitalización del diccionario. Compuesto por 54 tomos (aunque hay una faltante). Compuesto de manera absolutamente artesanal, está ordenado alfabeticamente y ofrece un panorama general de la ciudad. Releva acontecimientos, personajes, sitios, edificios, instituciones de la ciudad. En sus páginas Mikielevich mecanografiaba los textos y pegaba imágenes e ilustraciones. Hay entradas que directamente son mapas, folletos o volantes. Incluso hay textos manuscritos. El historiador lo actualizaba constantemente.

   "Mikielievich conformó el archivo más importante que hay de la historia de la ciudad. Tiene libros, documentos, fotos, folletos, diarios, revistas, postales... todo referido a la ciudad. Y además de eso creó lo que él llamo una serie iconográfica con fotos a lo largo de toda la historia de la ciudad y el Diccionario de Rosario, 54 tomos mecanografiados y cocidos a mano, que es toda la tarea de él como historiador. Su archivo se refleja en esos 54 tomos", valoró Montini, actual director del Museo Marc.

   En su opinión, "la importancia del Archivo es extraordinaria porque ahí se puede investigar gran variedad de temas. Los historiadores rosarinos siempre decimos que van a aparecer nuevas tesis doctorales a partir de estos materiales y que muchas hipótesis que se plantearon sobre la ciudad y su historia pueden llegar a reformularse cuando ese material sea accesible".

   Montini indicó que además de los álbumes que componen Iconográfica y el Diccionario "también hay otros álbumes, como Rosario en Imágenes de Antaño, una colección de postales y otra de imágenes, autógrafos y caricaturas que perteneció a Alfredo Merelló. Es impresionante una colección de propaganda política, de panfletos, datados entre 1910 y 1980, que él fue tomando de la calle, los registraba, les ponía la fecha al igual que las calles o esquinas donde los había encontrado. Es una colección riquísima, no hay algo así en la ciudad".

   —Mikielievich referenciaba casi todo, ¿no son materiales sueltos, sin sentido?

   —Claro, es un programa que llevó adelante a lo largo de décadas y ese Archivo lo demuestra, lo fue ordenando, sistematizando y le fue dando temas. Por ejemplo, hay una cantidad de legajos donde iba poniendo sus peleas con la Iglesia o las referidas a Estanislao López, a quien no quería mucho. Hay un material extraordinario sobre el Monumento a la Bandera, hay sobre Refinería, sobre la prostitución en Rosario. Es un gran archivo, por eso van a aparecer un montón de cuestiones que van a sorprender y en particular a los historiadores. Ese Archivo es una nueva forma de ver la historia de la ciudad. También tiene algo que es muy interesante: El prontuario periodístico rosarino. lo llamaba así, son siete tomos que hizo en colaboración con la Junta de Historia de Rosario y que tiene todos los nombres de los periodistas y todas las publicaciones que él iba referenciando. Hay centenares de planos, mapas, catastros. Su trabajo con Iconografía es muy interesante, lo que hizo con la serie, hacía como un estudio iconográfico. Él, por ejemplo, arrancaba con una foto del puerto e iba agregando fotos de ese sitio de distintas épocas. Así lo hacía con todo, está todo indexado, él mismo registró todo, hay fotos bastante valiosas o poco conocidas, sobre todo las del siglo XX. También tiene una cantidad innumerable de postales sobre Rosario.

   —¿Trabajó su archivo de tal forma que hoy facilita la catalogación?

   —Absolutamente, él lo tenía totalmente inventariado y organizado. Tenía un fichero con todos los libros. Registraba todo lo que conseguía y utilizaba en sus publicaciones. Tenía grandes inventarios, por ejemplo de todas las revistas. La sección hemerográfica de Rosario es la más valiosa que hay en la ciudad. Contiene revistas que son inhallables, como Bohemia; la revista de los anarquistas de 1913; todas las revistas de El Círculo; Cinema, otra revista que no se encuentra en otro archivo. Hay revistas que nadie conoce, como la revista Sábado, que editaba Julio Vanzo en 1930. Una característica de esta sección es que siempre está el número 1 de cada una de las revistas. Mikielievich vivía para ese archivo, trabajó casi hasta que se murió. El material de los 80 es increíble. Al recorrer su archivo lo que se puede interpretar es que no tenía prejuicios, al menos eso es lo que muestra el variado contenido de su trabajo. Hay revistas de rock, de poesía de los 80 cuando se recuperaba la democracia, de cómic, literarias. O sea, él la tenía muy clara con respecto a formar un archivo de Rosario y no discriminó ningún tipo de información. Pero hay algo aún más importante respecto a Mikielievich y es que tuvo una actitud pedagógica clara. El fue uno de los mayores historiadores que se dedicó a la divulgación de la historia de Rosario, siempre trabajó en distintos medios para dar a conocer la historia de la ciudad: en La Capital, en el diario Rosario. El sentó las bases para la divulgación de la historia de Rosario.

https://www.lacapital.com.ar/la-ciudad/el-valor-un-archivo-n1664224.html


domingo, 8 de abril de 2018

La alarmante popularidad de método Jaitt

8 de abril de 2018.

Por: Ernesto Tenembaum.

"Black Mirror" es una serie muy original de Netflix. Uno de sus capítulos más estremecedores se llama "El odio de la Nación". En las primeras escenas cuenta la extraña muerte de una periodista. Todo arranca cuando ella publica una nota, aparentemente desafortunada, sobre una discapacitada que conduce una ONG. Inmediatamente se produce una reacción virulenta en las redes sociales. Alguien inventa el hashtag #MuerteA (#DeathTo) y miles de usuarios agregan el nombre de la periodista. En la calle, la insultan. Ella no deja de chequear angustiosamente el celular, donde recibe amenazas anónimas ("muere, perra"). En pocas horas, aparece asesinada. A partir de allí, se desarrolla una trama apasionante que explora el odio que domina las redes sociales. En algún momento, al pasar, se revolea la palabra pedofilia, un clásico en las redes no solo en la Argentina.



En los últimos días, la acusación de pedofilia se adueñó de las redes sociales argentinas. La sucesión de hechos es fácil de reconstruir. Dos jóvenes jugadores de las inferiores de Independiente contaron a su psicólogo que eran extorsionados para tener sexo por plata con mayores de edad. El club hizo la denuncia. El principal acusado fue un relacionista público vinculado a cierto sector de la farándula. Eso ocurrió en el mundo real. Mientras tanto en el mundo virtual sucedía algo diferente: empezaban a circular listas de pedófilos. Personas que no tenían ninguna relación con la causa, que no habían sido mencionados por nadie, eran acusados insistentemente por cuentas anónimas como violadores de niños. Si alguien reaccionaba contra semejante espanto, inmediatamente era convertido en un sospechoso, en un cómplice o en otro pedófilo de la lista.

El mecanismo que dispara esta dinámica es sencillo. Una docena de cuentas anónimas, que tienen algunos cientos o miles de seguidores, sostienen que fulano, mengano o perengano son pedófilos, están en una lista que figura "en el expediente". Luego, algunos portales de noticias poco conocidos titulan, "Denuncian que fulano, mengano o perengano son pedófilos". Eso realimenta el circuito y ya son muchas las cuentas que reproducen la acusación. Lo que sigue es kafkiano.

Los acusados reciben insultos: "pedófilo", "te vamos a violar a tus hijos para que aprendas".

Si callan, quiere decir que confirman.

Si responden, se exponen a que crezca el rumor.

Si no reaccionan, es obvio que son pedófilos.

Si lo hacen, reciben la pregunta: "Que te pasa? Si reaccionás así es por algo".

Mientras tanto, los agresores operan sobre terceras personas: el que no acusa a fulano de pedófilo es cómplice. Si en todo esto, se prende un famoso -espontáneamente o dirigido por alguien-, la bola de nieve se hace imparable. Los hijos del acusado se enteran, la repercusión empieza a hacerse sentir, levemente, en el mundo real.

Las redes sociales surgieron como un formidable instrumento de comunicación, información y debate, y como un espacio de libertad muy novedoso. Progresivamente, ese perfil se combinó con otros más ominosos, como el que refleja "Black Mirror". Muchas personas encontraron allí la forma de expresar su resentimiento contra quien fuera: una actriz, un deportista, un político, un periodista. Desde el anonimato, se pueden decir cosas que cara a cara nadie se atrevería. Pedófilo, mercenario, puto, judío, apropiador de niños, narcotraficante. Algo así ocurre también en los foros de debate. Su nivel de agresividad evita cualquier reflexión.

Esa agresividad se combina con un segundo rasgo nocivo, que es el encapsulamiento. Antes de las redes sociales, todo el mundo miraba la misma televisión. Ahora, cada uno se rodea de aquellos que piensan como él. Se crean "guetos virtuales" donde cada cual refuerza sus prejuicios gracias al intercambio permanente con quienes los comparten y a la exclusión de quien piensa diferente. Si esas mini comunidades virtuales están formadas por fanáticos de cualquier causa, operan como cardúmenes, en turba: creen en la misma información, aunque sea falsa; se enojan con quienes no la reproducen. Y cuando eligen un enemigo, por la razón que sea, lo atacan. Así, personas buenas pueden recibir miles de insultos de otros que disparan sus miserias desde el anonimato. Como la periodista de "Black Mirror".

Esos mecanismos, cuando quedan encerrados en las redes, logran un alcance limitado. Tal vez le arruinan un rato la vida a un desprevenido o a un inexperto, pero no pasan de allí (un personaje de "Black Mirror" cuenta como esas agresiones la pusieron al borde del suicidio). En cambio, cuando saltan a un medio de comunicación masivo, los efectos pueden ser terribles.

Ese fue el pecado de Mirtha Legrand: dejar que su agenda fuera dominada por Twitter. Allí gobiernan personalidades como Natacha Jaitt. Un escándalo -su denuncia sobre las supuestas conductas sexuales de un ex futbolista- le sumó cientos de miles de seguidores. Desde allí comenzó la denuncia contra los presuntos consumidores de sexo con menores. La ambición de rating, ante semejante escándalo nubló a la emperatriz de la televisión. Así se produjo la bizarra escena: una reina del pequeño territorio de Twitter fue al imperio televisivo a desparramar sus listas de pedófilos. Parecía que, como dijo Marcelo Longobardi, se había instalado un clima de caza de brujas aun peor que el de los años kirchneristas.

La reacción de muchas personas y, sobre todo, la precisa intervención del Procurador de la Provincia de Buenos Aires consiguieron que Natacha Jaitt, como muchos productos que solo se conservan al vacío, entrara en descomposición al contacto con el aire. Decirle pedófilo a alguien en Twitter no requiere pruebas. En otros niveles de exposición, hay que poder sostenerlo.

Sin embargo, su cuarto de hora deja algunas lecciones. En principio, es notable la cantidad de gente mala que existe. ¿Cómo se le ocurre a tantas personas difundir una miseria así, abrir dudas sobre la conducta de otros en un fuero tan íntimo, sin ningún tipo de indicio, favorecer tanto a los verdaderos abusadores de niños? ¿Cómo puede ser que cuando alguien dice "no hay pruebas", otro conteste "por ahora"?

Ese rasgo de maldad trascendió a la grieta: hay notorias personalidades del macrismo y del kirchnerismo que se sintieron fascinados por la manera en que Jaitt maltrataba a periodistas revoleando la acusación de pedofilia. Una simple búsqueda en Twitter permite rápidamente identificarlos. Si tantos se sintieron tan felices con ella, ¿será ella un animal exótico o un emergente de tantas otras personas enfermas? Las personas que intentan instalar estas campañas cuentan con una gran ayuda: no es Natalia Jaitt sino la maldad de quienes se excitan frente a la calumnia y la reproducen. Por lo visto, son muchos.

Pero lo más inquietante de todo es que el lodo de esta semana no es nuevo y tampoco exclusivo de las redes sociales. Quien puso el dedo en la llaga fue Nacho Viale, el productor del programa fallido: "En nuestra mesa también hubo personas que le dijeron narcotraficante a un jefe de Gabinete", dijo.

Durante muchos años, desde el kirchnerismo se revolearon acusaciones horribles sin pruebas: cuentas en el exterior que no existían, apropiaciones de niños que no pudieron probarse, órdenes presidenciales para que desaparezca Santiago Maldonado, candidatos opositores que eran calificados de narcotraficantes.

Pero la munición que fue, volvió. La abogada kirchnerista Graciana Peñafort enumeró una serie de casos en los que dirigentes de su sector fueron víctimas del método Jaitt, esto es, les atribuyeron conductas que luego no fueron probadas: narcotráfico, cuentas en el exterior, supuestas amantes con información reservada que no eran una cosa ni tenían la otra, difusión de escuchas sobre conversaciones privadas que dejan en ridículo a sus protagonistas.

Tal vez, Natacha aprendió sus métodos de muchas cosas que vio en estos años en territorios supuestamente más prestigiosos que aquellos donde ella se mueve.

Cuando deje de tuitear, cuando vuelva a dormir y a comer, si es que lo logra, Jaitt podrá preguntarle al mundo: ¿Seguro que yo soy tan diferente a todos los demás?

Aunque su sector político no haya sido precisamente un ejemplo al respecto -en realidad, todo lo contrario- Peñafort lo expresó así: "Años batallando para que se respeten los derechos y garantías de todos. Para que se respeten el principio de inocencia, el derecho al buen nombre y al honor , el derecho a defensa y el debido proceso para todos. Las garantías están puestas para proteger a los individuos de los abusos del poder. Si las olvidamos, porque fuimos víctimas de sus violaciones, entonces no somos muy distintos a ellos".

https://www.infobae.com/opinion/2018/04/08/la-alarmante-popularidad-del-metodo-jaitt/

viernes, 6 de abril de 2018

La canasta básica para una familia rosarina llegó a $30 mil

6 de abril de 2018.

Es el resultado para el tercer mes del año relevado por el Cesyac en 40 empresas con datos de los precios de 50 productos y 19 servicios.



La entidad de consumidores Cesyac (Centro de Educación, Servicios y Asesoramiento al Consumidor) informó que su relevamiento del gasto de consumo para marzo en la ciudad de Rosario arrojó una canasta familiar de 29.085 pesos, que es 0,59 por ciento mayor a la estimada para el mes anterior. “El consumo no repunta”, es una de las conclusiones del trabajo. En el estudio tienen relevancia las subas en comestibles y los incrementos anunciados en expensas, medicamentos, el servicio de transporte público de Rosario y el de taxis y remises. Menos pronunciados fueron esta vez los movimientos de precios en bebidas, artículos de limpieza y carnes.



El Cesyac realiza el mismo estudio desde hace 93 meses. Releva 40 firmas, entre las que se encuentran comercios y empresas radicadas en la ciudad que o bien son visitadas o encuestadas telefónicamente. En ellas, se identifican los precios de 50 productos y 19 servicios.

El monto total del gasto del consumo del hogar para una familia tipo en marzo llegó en Rosario, de acuerdo al informe, a 29.085,43 pesos. De ese monto, lo destinado a productos de consumo masivo asciende a 8.043,51 pesos, lo que representa el 28 por ciento del total. Lo que el grupo familiar necesita en promedio para cubrir los servicios básicos en la casa suman por su parte 21.041,92 pesos.

Esta canasta se elevó porcentualmente en promedio un 0,59 por ciento respecto a febrero de 2018. El rubro de Productos de Consumo Masivo se elevó 1,06 por ciento, el de Expensas en un 15, el de Medicamentos en 2,81, el servicio de transporte público el 12,53 y el de autos de alquiler (taxis y remises) un 34,43, siempre en promedio.

Si bien el aumento del monto de la canasta de marzo fue leve, no habilita la esperanza: el director ejecutivo de Cesyac, Juan Marcos Aviano, advirtió que “abril viene con aumentos en gas, combustibles, las cuotas de los colegios, la TV por cable y el servicio de internet”.



En Capital es más caro
Como ya hace 24 meses, el Cesyac realiza el mismo informe de precios en la ciudad de Buenos Aires. Allí, los datos de marzo son:

Monto Total del gasto del consumo del hogar: 42.729,33 pesos, de los cuales

Productos de Consumo Masivo: 8.625,71 pesos (20% del total)

Servicios Básicos para el hogar: 34.103,62 pesos (80% restante)

https://www.elciudadanoweb.com/la-canasta-basica-para-una-familia-rosarina-llego-a-30-mil/


sábado, 24 de marzo de 2018

Las 10 estrategias de manipulación masiva, según Noam Chomsky

24 marzo, 2018.

Noam Chomsky es uno de los intelectuales más respetados en el mundo. Este pensador estadounidense ha sido considerado el más importante de la edad contemporánea por The New York Times. Uno de sus principales aportes es haber propuesto y analizado las estrategias de manipulación masiva que existen en el mundo de hoy.



Noam Chomsky se dio a conocer como lingüista, pero también es filósofo y politólogo. Al mismo tiempo, se ha convertido en uno de los principales activistas de las causas libertarias. Sus escritos han circulado por todo el mundo y no dejan de sorprender a los lectores.

Chomsky elaboró un texto didáctico en el que sintetiza las estrategias de manipulación masiva. Sus reflexiones al respecto son profundas y complejas. Sin embargo, para efectos didácticos, lo resumió todo en principios sencillos y accesibles a todos.

1. La distracción una de las estrategias de manipulación masiva

Según Chomsky, la más recurrente de las estrategias de manipulación masiva es la distracción. Consiste, básicamente, en orientar la atención del público hacia temas irrelevantes o banales. De este modo, mantienen ocupada la mente de las personas.

Para distraer a la gente se le atiborra de información. Se le da excesiva importancia, por ejemplo, a los eventos deportivos. También a la farándula, a las curiosidades, etc. Esto hace que la gente pierda de vista cuáles son sus problemas reales.

2. Problema-Reacción-Solución

A veces el poder, deliberadamente, deja de atender o atiende en forma deficiente ciertas realidades. Hacen ver esto a los ciudadanos como un problema que demanda una solución externa. Ellos mismos proponen la solución.

Esta es una de las estrategias de manipulación masiva para tomar decisiones que son impopulares. Por ejemplo, cuando quieren privatizar una empresa pública e intencionalmente desmejoran su servicio. Al final, esto justifica la venta.

3. La gradualidad

Esta es otra de esas estrategias de manipulación masiva para introducir medidas que usualmente la gente no aceptaría. Consiste en aplicarlas poco a poco, de tal manera que resulten prácticamente imperceptibles.

Es lo que ha pasado, por ejemplo, con la reducción de los derechos laborales. En diferentes sociedades han ido implementando medidas, o formas de trabajo, que terminan haciendo ver como normal el hecho de que un empleado no tenga ninguna garantía de seguridad social.


4. Diferir


Esta estrategia consiste en hacer pensar a los ciudadanos que se toma una medida que temporalmente resulta perjudicial, pero que hacia el futuro puede traerle grandes beneficios a toda la sociedad y, por supuesto, a los individuos.

El objetivo es que la gente se acostumbre a la medida y no la rechace, pensando en el supuesto bien que traerá en el mañana. Llegado el momento, el efecto de “normalización” ya ha operado y la gente no protesta porque no llegan los beneficios prometidos.

5. Infantilizar al público

Muchos de los mensajes televisados, especialmente de la publicidad, tienden a hablar al público como si fueran niños. Emplean gestos, palabras y actitudes que son conciliatorios y que están impregnados de un cierto halo de ingenuidad.

El objetivo es vencer las resistencias de la gente. Es una de las estrategias de manipulación masiva que busca neutralizar el sentido crítico de las personas. Los políticos también emplean estas tácticas, mostrándose a veces como figuras paternales.

6. Acudir a las emociones

Los mensajes que se diseñan desde el poder no tienen como objetivo la mente reflexiva de las personas. Lo que buscan principalmente es generar emociones y alcanzar el inconsciente de los individuos. De ahí que muchos de esos mensajes estén llenos de emotividad.

El propósito de esto es crear una especie de “corto circuito” con el área más racional de la gente. Con las emociones se capta el contenido global del mensaje, no sus elementos específicos. De este modo, se neutraliza la capacidad crítica.


7. Crear públicos ignorantes

Mantener a las personas en la ignorancia es uno de los propósitos del poder. Ignorancia significa no otorgar a la gente las herramientas para que puedan analizar la realidad por sí mismos. Contarle los datos anecdóticos, pero no darle a conocer las estructuras internas de los hechos.

Mantener en la ignorancia también es no poner énfasis en la educación. Promover una amplia brecha entre la calidad de la educación privada y de la educación pública. Adormecer la curiosidad por el conocimiento y darle poco valor a los productos de la inteligencia.

8. Promover públicos complacientes

La mayoría de las modas y tendencias no se crean espontáneamente. Casi siempre se inducen y promueven desde algún centro de poder que ejerce su influencia para crear oleadas masivas de gustos, intereses u opiniones.

Los medios de comunicación habitualmente promueven ciertas modas y tendencias, la mayoría de ellas alrededor de estilos de vida tontos, superfluos o hasta ridículos. Convencen a la gente de que comportarse así es “lo que está de moda”.

9. Refuerzo de la autoculpabilidad

Otra de las estrategias de manipulación masiva es hacer creer a las personas que ellos, y solo ellos, son los culpables de sus problemas. Cualquier cosa negativa que les suceda, solo depende de sí mismos. De este modo se les hace creer que el entorno es perfecto y que si se presenta una falla es responsabilidad del individuo.

Por lo tanto, las personas terminan tratando de encajar en su entorno y sintiéndose también culpables por no lograrlo del todo. Desplazan la indignación que podría provocarles el sistema, hacia una permanente culpabilización de sí mismos.

10. Conocimiento minucioso del ser humano

Durante las últimas décadas, la ciencia ha logrado recopilar una impresionante cantidad de conocimientos acerca de la biología y la psicología de los seres humanos. Sin embargo, todo ese acervo no está al alcance de la mayoría de las personas.

Al público solo llega una mínima cantidad de información al respecto. Entre tanto, las élites disponen de todo ese saber y lo usan a conveniencia. Nuevamente se hace patente que la ignorancia facilita la acción del poder sobre la sociedad.

Todas estas estrategias de manipulación masiva tienen por objeto mantener el mundo tal y como le conviene a los más poderosos. Bloquear la capacidad crítica y la autonomía de la mayoría de las personas. Sin embargo, también de nosotros depende dejarnos manejar pasivamente, u ofrecer resistencia hasta donde sea posible.

https://lamenteesmaravillosa.com/las-10-estrategias-de-manipulacion-masiva-segun-noam-chomsky/?fbclid=IwAR2CWbugAwZbC-po7W3a9X5brrlv1p7wI791VIKVvxDTod7C1RvCFz-D2pA

viernes, 26 de enero de 2018

Los nueve sueños más comunes y su significado

26/01/18.

Algunos sueños no sólo son recurrentes en algunas personas, sino que muchos sueñan con lo mismo. Al parecer hay una serie de situaciones que dispara nuestro inconsciente mientras dormimos que indican problemáticas comunes y tienen un significado.



Ser perseguido

Sin duda todos en algún momento tuvieron este sueño. Se trata de que hay algún tema que se quiere afrontar pero no se sabe muy bien cómo. La solución sería pensar en cómo afrontarlo y animarse a hacerlo.

Quedarse sin dientes

Es una señal de inseguridad. La dentadura es una marca de cuan poderoso se siente una persona a nivel subconsciente, por lo que  soñar que se caen significa que hay algo que está haciendo tambalear esa seguridad.

Tener ganas de ir al baño y no encontrarlo


Urgencia. Es en el baño donde se atienden las urgencias y necesidades más básicas, así que soñar con esto se relaciona con la imposibilidad de resolver un problema importante. También tiene que ver con la dificultad de expresar claramente las propias necesidades.

Estar desnudo en público


La ropa es la barrera hacia nuestra intimidad y se elige en función de una imagen que se proyecta ante la sociedad. Estar desnudo en público sugiere que hay alguna situación en la vida frente a la cual la persona se siente vulnerable o expuesta.

Tener que rendir un examen

Los exámenes son la primera forma con la que se juzga nuestra capacidad ante la sociedad. Soñar con esta situación tiene que ver con estar siendo demasiado crítico con la propia forma de actuar en la vida.

Volar

Ser capaz de volar sugiere que la persona se siente liberada de alguna circunstancia que le estaba generando un peso en la vida.

Estar cayendo

Indica que la persona se está aferrando a alguna situación particularmente frágil en su vida (quizás a alguna relación conflictiva, o a alguna posibilidad que no sabe si finalmente se va a concretar).

Perder el control del vehículo que se maneja

Indica que se está perdiendo el control de alguna situación en particular o un indicio de que la persona no se siente con la suficiente fuerza o perseverancia para llegar a un determinado objetivo.

Encontrar una nueva habitación

Encontrar una habitación que no está siendo usada en la casa, o en algún lugar familiar, sugiere que se está descubriendo un talento o un aspecto de la personalidad que se desconocía.

https://www.rosarioplus.com//Los-nueve-suenos-mas-comunes-y-su-significado-t201801250001.html